Sistemas de calefacción eficientes para el hogar

nov 26, 2018
Sistemas de calefacción eficientes para el hogar

Sistemas de calefacción eficientes para el hogar

¿Has hecho un control a tu sistema de calefacción? Ya llega el invierno y hay que prepararse para poder disfrutar del hogar.

Calefaccion Invierno

 

¿Te imaginas quedarte sin agua caliente en pleno invierno?

 

Para evitar situaciones inconvenientes como esta, en primer lugar, te recomendamos que revises el funcionamiento de todos los sistemas de clalefacción presentes en tu casa.

Calefaccion casa

 

En este artículo te daremos algunos consejos sobre cuáles son las principales ventajas e posibles inconvenientes de los diferentes tipos de calefacción.

 

Para que consigas la eficiencia energética en tu vivienda es fundamental  saber qué tipo de caldera tienes instalada, desde cuanto la has instalado y de que mantenimiento necesite.  Las calderas suelen tener un plazo de vida útil entre 10 y 20 años, dependiendo de varios factores. Una caldera nueva asegura un ahorro energético que se traduce en un ahorro económico.

 

¿Qué tipo de sistema de calefacción tienes instalado?

 

Calderas atmosféricas:

Son las calderas que tienen el funcionamiento más sencillo y más obsoleto. La caldera toma el aire de la habitación para realizar la combustión. Por este motivo su instalación

no está permitida  en baños o en habitaciones dormitorio. Además se puede colocar solo si se garantiza que el tiro en vertical de la salida de humos es suficientemente alto para que puedan salir con facilidad.

 

Calderas estancas: 

Tienen un tubo de salida de los humos concéntrico, que permite aspirar y expulsar el aire por el mismo. Es decir que el aire que se necesita para la combustión entra por el mismo tubo de donde salen los humos. Este aspecto hace que la caldera estanca sea mucho más segura y se pueda instalar en cualquier habitación.

Para facilitar aún más la expulsión de los gases de combustión, dichas calderas, tienen un sistema de extracción.

Estos modelos de calderas tienen la capacidad de abastecer el circuito de agua sanitaria y contemporáneamente el sistema de calefacción del hogar.

Podemos dividir las calderas estancas en dos sub categorías:

 

Calderas simples: Son las calderas que exclusivamente alimentan un circuito de calefacción. Aunque se puede ampliar su función añadiendo al circuito un depósito de acumulación para la producción de agua sanitaria caliente.

 

Calderas mixtas: Son calderas estancas que ya vienen incorporadas con doble funcionalidad. Sus dos circuitos, abastecen el sistema de calefacción y otorgan agua caliente sanitaria.

 

 

Calderas con microacumulación: 

Son calderas que tienen un pequeño depósito de agua (algunos litros) que se mantiene caliente. En el momento en el que la caldera arranca, el agua que aún no se ha calentado por completo pasa por el sistema de acumulación y se mezcla con el agua del depósito (caliente). De esta manera tendrás agua caliente siempre desde el primer segundo y se evitarán cambios bruscos de temperatura cuando abrirás el grifo. Esta gran ventaja es apreciable sobre todo cuando se abren grifos de la cocina o del baño de los cuales se hace un uso discontinuo.

Caldera micro acumulacion

 

 

 

 

Calderas con acumulación:

 Son calderas a las cuales se les ha conectado un depósito acumulador de agua de 40 a 60 litros. Este depósito se mantiene siempre caliente para que, al abrir el grifo el agua sea siempre caliente. Estas calderas son una buena elección si en tu casa tienes varios cuartos de baño que se usan contemporáneamente o si necesitas un caudal de agua significativo.

 

 

Calderas baja emisión de NOX (Óxido de nitrógeno): 

 

Este tipo de calderas son de alto rendimiento, sin embargo altamente contaminantes. En los nuevos modelos de caldera a baja emisión de NOX se ha conseguido reducir la formación de óxidos en el proceso de combustión.

Gracias a la instalación de un refrigerador a base de agua que enfría el quemador, como hemos dicho anteriormente, dichas calderas ha sensiblemente bajado el nivel de emisiones contaminantes.

Caldera de bajo NOX

 

 

 

Calderas de condensación:

Las calderas de condensación tienen un alto rendimiento, aún más de las calderas NOX. Su principal característica es la recuperación del calor de condensación de los gases de combustión. Durante la combustión se genera una cantidad importante de vapor que, cuando condensa, genera calor y este mismo viene aprovechado para calentar la caldera. Para que este sistema funcione correctamente, dichas calderas necesitan un tubo donde se recoja la condensa. Además dichas calderas, siempre con respecto a las calderas NOX reducen sensiblemente el nivel de emisión de gases contaminantes.

 

 

Hasta ahora hemos hablado de las calderas que pueden ser alimentadas con gas natural, propano o gasoil. Pero hoy en día hay otro sistema de calefacción más ecológico y económico. Estamos hablando de las calderas de Biomasa y Pellets.

 Antes de empezar a hablar de dichas calderas, tenemos que hacer una clara distinción. Muchas veces se suele confundir las calderas de pellets con las estufas de pellets. Las primeras generan una gran cantidad de calor respecto a las segundas. De hecho las estufas de pellets suelen tener unos 10Kw de potencia máxima y pueden servir solo como sistema da calefacción, no tiene  suficiente potencia para calentar el agua sanitaria.

 

Calderas de Biomasa y Pellets:

Las calderas de biomasa generan energía a través de combustibles naturales como los pellets de madera, huesos de aceituna, cáscaras de frutos secos, etc. Dicho calor generado, se puede utilizar para abastecer el sistema de calefacción (radiadores, aire o suelo radiante) y agua caliente de una vivienda o edificio. Como tiene la capacidad de generar grande potencias, quemando combustibles orgánicos se consideran las calderas más ecológicas del mercado. La base de su funcionamiento es análoga a las calderas de gas, gasoil, etc. de las cuales hemos hablado anteriormente. Quemando combustible como pellets, astillas, huesos de aceituna, etc se genera una llama horizontal que entra en la caldera. El calor generado durante este proceso de combustión se transmite al circuito de agua en el intercambiador incorporado en la caldera, con lo que se obtiene agua caliente para el sistema de calefacción o para generar aguas sanitarias calientes.

A la hora de elegir una caldera de biomasas o pellets, debes tener en cuenta del sistema de almacenamiento, transporte y manipulación del tipo de biomasa que iras a utilizar.

Hoy en día hay calderas que funcionan con más de un tipo de combustible, también conocidas como calderas a poli combustibles. Mientras que otras deben trabajar con un única forma de combustible, como sería el caso de las calderas de pellet. Las calderas que pueden quemar más de un combustible requieren una mayor capacidad de almacenamiento, ya que suelen tener mayor potencia y un tamaño más grande. Las calderas de un solo combustible son ideales para generar medias potencias que son suficientes para calentar viviendas de hasta 450 m2.

El rendimiento medio de las caderas de Biomasa suele ser superior al 90%.

Dependiendo de la humedad del combustible que se quiere quemar, podrás elegir entre dos diferentes tipologías de calderas a biomasa:

Calderas para combustibles secos: Se trata de calderas con diseños realizados para resistir a una baja inercia térmica. Soportar una llama relativamente intensa.

Calderas para combustibles húmedos: La parrilla donde se quema la biomasa tiene alta inercia térmica. El diseño debe permitir alcanzar un nivel suficiente del combustible en la caldera para que la gasificación y oxidación sea completa y no se produzca humo negro.

Caldera BiomasaCaldera Biomasa

Para alcanzar la eficiencia energética del sistema de calefacción de tu hogar, te recomendamos tener un buen termostato. ¿Quieres saber cuál es el más conforme con tus necesidades? Entra aquí.